Solución Fácil: La Prevención

Aprende como puedes prevenir no solamente los problemas de salud sino ahorrar una gran cantidad de dinero

test1

La importancia de la prevención.

"Muchos tratamientos dentales pueden evitarse con una detección precoz."

Mantener la salud dental es tan sencillo como observar a diario una serie de normas:

Seguir una dieta variada, evitando aquellos alimentos que contengan exceso de azúcares; no abusar de bebidas con gas; cepillarse los dientes después de cada comida y según las recomendaciones que le indique su especialista. Realizar una visita de control al menos cada seis meses.

Aunque parezca un corto intervalo de tiempo, es un plazo suficiente para que puedan darse cambios. Las limpiezas dentales (realizadas en clínica) y fluorizaciones, son un factor decisivo para el mantenimiento de la salud bucal. Es aconsejable hacer por lo menos una limpieza dental al año y, según el caso, el odontólogo recomendará una frecuencia personalizada, de estos tratamientos preventivos.

Cepillado

Debe realizarse después de cada comida, durante al menos tres minutos. La mayoría de cepillos y dentífricos con flúor son apropiados. El cepillado de los laterales ha de ser desde la encía hasta el borde del diente, es importante que el cepillo contacte con el diente.

El masaje de la encía ayudará a mantener los tejidos sanos. Se recomienda como complemento el hilo dental o un irrigador bucal. El cepillado de la lengua forma parte del proceso de higiene bucal.